Cual es el trabajo de los Contadores? por Israel Lublinerman



Los contadores tanto públicos como privados desempeñan funciones de gran utilidad para la sociedad en general. A pesar de ello, pocas personas están conscientes de la importancia de contratar un contador para obtener su ayuda.

¿Qué es un contador?

Los contadores son aquellas personas que poseen la responsabilidad de llevar una contabilidad exacta. Dicha contabilidad puede pertenecer a una persona, a una organización pública o a una empresa. El contador es un profesional que posee estudios universitarios que le dan la capacidad necesaria para hacer su trabajo correctamente.

Estos profesionales se encargan de realizar un registro de los variados estados económicos. Ese registro involucra la adquisición de los derechos, las obligaciones y los bienes. Esto permite que el estado patrimonial de un individuo, organización u empresa sea evaluado. Los contadores otorgan confiabilidad a los registros financieros de las personas o de las organizaciones.

La responsabilidad que poseen los contadores es extremadamente grande. De hecho, si los contadores no cumplen su trabajo de la manera debida, enfrentan problemas legales. Por esa razón, es entendible que los contadores se esfuercen al máximo por desempeñar excelentemente sus funciones.

Los tipos de contador

Existen dos clases distintas de contadores: los contadores privados y los contadores públicos. Las funciones desempeñadas por las dos clases de contadores son similares. Sin embargo, hay diferencias en el trabajo realizado por un contador público y el trabajo realizado por un contador privado.

Hay personas que piensan que la diferencia entre un contador privado y uno público solo radica en el pago. Sin embargo, existen otras diferencias entre los contadores públicos y los privados. Esas diferencias deben ser analizadas a profundidad. De esa forma, las personas y las empresas podrán tomar la mejor decisión a la hora de contratar un contador.

Esa decisión debe ser tomada de acuerdo a las circunstancias, las necesidades, las preferencias y las posibilidades económicas de cada persona. Además, las empresas y las organizaciones tanto públicas como privadas deben elegir un buen contador que contribuya a su éxito. 

Los contadores públicos

Los llamados “contadores públicos” son los encargados del manejo contable de una persona, una organización o una compañía. El trabajo del cual se encarga un contador público involucra las matemáticas financieras, la administración y la informática. Además, un contador también está relacionado con el área de economía e informática.

Los contadores que laboran en el competitivo sector público son profesionales debidamente capacitados. Cualquier persona puede solicitar los servicios prestados por un contador público. La gama de funciones desempeñadas por un contador público posee gran amplitud. Por esa razón, es necesario que el contador público posea habilidades especiales.

Entre esas habilidades se menciona la capacidad comunicativa y las habilidades numéricas y matemáticas. Sin duda, los contadores públicos realizan un trabajo muy noble. Es impresionante que estos individuos trabajen arduamente con el fin de ayudar a las personas que lo necesiten. La sociedad debe apreciar sinceramente la disponibilidad de los contadores públicos.

Las funciones desempeñadas por los contadores públicos

Un contador público aplica, maneja e interpreta de la manera debida toda lo relacionado con el aspecto financiero. Esta clase de contadores pueden trabajar para una persona o una organización. El objetivo del contador público es facilitar las decisiones de la persona o la empresa.

Por ese motivo, el contador lleva un registro de los diversos movimientos monetarios. Los profesionales contables respaldan los informes financieros de una empresa. De hecho, las compañías se ven en la obligación de contratar un contador.

Con frecuencia, las empresas deciden contratar a un contador público para llevar un buen registro de las operaciones y los movimientos económicos de la persona o la compañía. En las empresas, esa clase de registros deben ser proporcionados a las entidades públicas y los inversores.

Además, es posible que los accionistas y los proveedores de la empresa también soliciten esos registros financieros informativos. Por otro lado, un contador público trabaja con todo los aspectos relacionados con los impuestos. Eso demuestra que las funciones desempeñadas por los contadores públicos poseen un alto nivel de relevancia.

Los contadores privados

Todos los contadores privados poseen un enfoque dirigido a recopilar y analizar los datos financieros de una compañía o una persona. La capacitación recibida por un contador privado le permite lograr la elaboración de diversos trabajos contables que le sean estipulados. Es posible que un contador privado reciba una mayor cantidad de remuneración económica por su trabajo.

Cuando un contador privado es contratado por una empresa, los gerentes se encargan de dirigir y analizar su trabajo. El trabajo que realiza un buen contador privado debe ser valorado por las empresas. Ese trabajo permite que las personas encargadas de dirigir la corporación tomen decisiones inteligentes que lleven al progreso continuo de la compañía.

Esas decisiones se basan principalmente en los datos informativos referente al estado financiero proporcionado por los contadores. Con frecuencia, los contadores privados solo trabajan para una compañía o un individuo en específico. Por ello, esta clase de contadores se especializan en diversas ramas pertenecientes a la contabilidad.

Las funciones desempeñadas por los contadores privados

Un contador privado debe realizar menos funciones en comparación a las tareas desempeñadas por los contadores públicos. El contador privado que trabaja para una empresa cumple un importante papel. Entre las funciones desempeñadas por un contador privado está el evaluar los diversos costos administrativos y el desempeño financiero.

La realización de los presupuestos también está en manos de un contador privado. Por otro lado, los activos también son administrados por el contador de la corporación. Además, las estrategias de la empresa y la supervisión del desarrollo de productos innovadores pueden estar a cargo de un contador. Ese hecho garantiza el aumento del éxito de la empresa en sentido financiero.

Por otra parte, la asesoría brindada por un contador es tomada en cuenta por las personas que dirigen la compañía. La auditoría interna solo puede ser llevada a cabo por un contador profesional. Además de ello, la legalidad de los trabajos y las operaciones realizadas por la empresa debe ser corroborada por un contador.

Un contador privado posee la responsabilidad de contribuir a que una empresa o un individuo eviten los problemas legales. La declaración obligatoria de impuestos es una de las labores que solo puede ser realizada por un contador certificado. Al analizar todas las funciones de un contador privado, es posible valorar más su trabajo.

Los beneficios de contratar un contador

Es necesario examinar con detenimiento algunos de los beneficios de contratar un contador. Todas las empresas poseen la obligación de contratar un confiable contador que desempeñe sus funciones. Sin embargo, es provechoso ver cuáles son las ventajas de que un individuo contrate a un contador.

Cada empresa y cada persona determinarán qué clase de contador desea contratar. Tanto los contadores públicos como los contadores privados pueden traer muchos beneficios con su contratación.

El ahorro de tiempo

Al contratar a un contador profesional, la persona ahorra tiempo muy valioso. Llevar un registro exacto de contabilidad es fundamental. Sin embargo, es necesario dedicar mucho tiempo a la elaboración de los trabajos realizados por los contadores. Por ello, es extremadamente práctico contratar a un contador en lugar de tratar de hacer su trabajo.

La obtención de tranquilidad financiera

Los contadores son verdaderos expertos que han adquirido capacitación profesional a lo largo de los años de estudio universitario. Por esa razón, solo los contadores poseen la capacidad de brindarle a una empresa o a una persona tranquilidad financiera. Esta clase de profesionales se mantienen actualizados con las novedades que surgen en el tema fiscal.

Ese hecho hace posible que los contadores posean conocimientos, destrezas y habilidades únicas. Todos los contadores se encargan de que los individuos y las organizaciones que los contratan cumplan con las obligaciones tributarias. De esa forma, se evitan los problemas legales que impiden el progreso de una empresa y dificultan la vida de una persona.

La proporción de información práctica de índole financiero

Los contadores proporcionan todo tipo de información financiera que es de mucha utilidad. Esa clase de información es confiable y oportuna. Gracias a la información brindada por los contadores, el control de los resultados se ve facilitado. Los individuos encargados de la dirección de la empresa necesitan los datos que solo se consiguen mediante los contadores.

Eso les ayudará a tomar las mejores decisiones empresariales que los lleven a la obtención del éxito deseado. Además, las personas podrán manejar mejor sus finanzas si cuenta con la información otorgada por un contador.  El conocimiento financiero que puede adquirirse con la ayuda de un contador público o privado es extremadamente beneficioso.

El conseguimiento de financiación

Las instituciones crediticias y los bancos solicitan la presentación obligatoria de estados financieros. Ese es uno de los requisitos necesarios para la obtención de un crédito. La contratación de un contador hará que dichos estados financieros se mantengan actualizados y sea posible conseguir un crédito.

Así, la empresa que solicita el crédito tendrá más posibilidades de crecimiento. Por otro lado, si es una persona la que solicita un buen crédito, un contador podrá ayudarla a obtenerlo.